Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado y máximo accionista de la entidad rojiblanca, criticó al equipo azulgrana en el programa El Transistor de Onda Cero por sus contactos con Antoine Greizmann a mitad de temporada. Recalcó que busca respeto, no una sanción, y que las relaciones entre Atlético y FC Barcelona son buenas.


El interés de los azulgrana por el delantero galo dejó de ser una especulación desde el momento que Guillermo Amor, director de relaciones institucionales y deportivas del FC Barcelona, admitió que hubo contactos. En el día de ayer, Gil Marín dio su perspectiva en el programa radiofónico presentado por José Ramón de la Morena, ha revelado: He hablado con los agentes y la familia de Griezmann y es obvio que ha habido contactos. No buscamos una sanción al Barça, sólo buscamos respeto. No tiene sentido que ahora en la mitad del campeonato, el que va primero intente contratar a uno de los jugadores que tiene el que va segundo”.



Siguió hablando del tema, añadiendo: “A día de hoy, las relaciones del Atlético de Madrid con el Barcelona son muy buenas pero cuando alguien hace algo que no debe nos tenemos que defender por nuestra masa social y por mantener la integridad de la competición. Griezmann va a continuar en el Atlético en la segunda vuelta. El club no va a negociar ahora y es prácticamente imposible que ningún equipo pague su cláusula de rescisión ahora”.


Los rumores sitúan desde hace meses a la estrella francesa en la órbita del club de la Ciudad Condal, que ya preguntó por él en el pasado mercado estival. Antes de la sanción de la FIFA, la cláusula de Antoine Griezmann era de 100 millones, pero subió a 200 por dicha situación. Sin embargo, el 1 de julio volverá a ser de 100 y el FC Barcelona, muy probablemente, abone la cantidad para hacerse con sus servicios.