Los peores refuerzos de River de los últimos años

Publicado el 31 Diciembre de 2017
14

Llegaron a River e ilusionaron a muchos, pero su rendimiento dentro de la cancha estuvo muy por debajo de las expectativas. Una lista con los peores refuerzos que incorporó River desde que Gallardo es su DT.

14. Germán Lux

Tras la ida de Barovero, Batalla tuvo su chance y no supo aprovecharla. River fue en busca de arqueros de renombre, tal como lo dijo Francescoli, pero se tuvo que "conformar" con la vuelta de Lux. Poroto no brindó la seguridad que se esperaba de él y tras una insólita expulsión ante Independiente, perdió el puesto con Bologna.

13. Ivan Rossi

Cerca de 3 millones de dólares invertidos en un jugador que se creía que iba a ser titular, pero que hasta el momento no ha logrado asentarse en River ni justificado su compra. A Rossi lo marcó su pobre actuación en el Superclásico de los goles de Tévez y si llega una oferta, el club no pondrá reparos en dejarlo ir.

12. Bruno Urribarri

Fue una verdadera sorpresa cuando River fue a buscar al exlateral de Boca. Llegó libre a comienzos de 2014, pero su debut se dio ya con Gallardo en el banco. Las expectativas en este caso no eran altas, al igual que los rendimientos del jugador, que terminó partiendo a Atlético de Rafaela a mediados de 2015. 

11. Julio Chiarini

La partida de Chichizola a mediados de 2014 obligó a River a ir en busca de un arquero para competir el puesto con Barovero. Gallardo se inclinó por Chiarini, quien por aquel entonces estaba en Instituto de Córdoba. Pese a que no jugó mucho, algunos errores marcaron su etapa en el club. 

10. Nicolás Bertolo

Una de las decepciones más grandes entre las últimas contrataciones de River, sobre todo por las expectativas que había generado. Bertolo la venía rompiendo en Banfield, pero en Núñez pareció haber sufrido el peso de la camiseta. Pese a las oportunidades que le fueron dadas (fue titular en la final de la Libertadores 2015), no se consolidó y acabó regresando a préstamo al Taladro.  

9. Joaquín Arzura

Sus buenas actuaciones en Tigre llamaron la atención de Gallardo, quien no dudó en pedir su contratación. Sin embargo, el volante central no ha podido sostener aquel nivel en Núñez. El Muñeco valoró su esfuerzo, pero nunca hizo mérito para ganarse un lugar. Se fue a préstamo al Osasuna. 

8. Tabaré Viudez

Lo de Tabaré Viudez en River fueron 15 minutos increíbles en Asunción en aquella semifinal de Libertadores 2015 y no mucho más. El uruguayo generó una gran impresión en su debut, pero después se fue quedando. Nunca encontró su posición y poco a poco se fue yendo del club.  

7. Nicolás Domingo

Cuando Domingo se despidió de River allá por 2012, ni él hubiera imaginado que iba a volver 4 años después. Su buen nivel en Banfield hizo que Gallardo se fijara en él. Tras un buen arranque, perdió lugar y se transformó en una fija entre los suplentes. Sin lugar, rescindió y se fue a Independiente. 

6. Javier Saviola

Volver a tener a un jugador de la casa como Javier ilusionó a todo el mundo. Saviola volvía a River 14 años después de su último partido con la ilusión de ganar la Copa. Ese objetivo se logró, pero con un Conejo que no fue protagonista. El delantero mostró una versión muy desmejorada, cercana al retiro. Sin lugar en el equipo, él mismo decidió rescindir su contrato tras el Mundial de Clubes de 2015.  

5. Arturo Mina

Una gran Copa Libertadores 2015 (eliminó a River y a Boca con Independiente del Valle) lo hizo desembarcar en Núñez. Comenzó jugando seguido, pero con el tiempo fue perdiendo lugar en la consideración de Gallardo, quien se inclinó por Martínez Quarta para cubrir el puesto. Un jugador de Selección que en River jugó poco y mal..  

4. Carlos Auzqui

Cuando River se inclinó por el ex-jugador de Estudiantes a comienzos de 2017, la gente entendió que no había mejores opciones en el mercado de pases y que había que darle la oportunidad. Lo mostrado hasta aquí no alcanza para justificar su presencia en un equipo de la jerarquía del Millo. 

3. Marcelo Larrondo

Después de una novela con Rosario Central, Larrondo cumplió su sueño de ponerse La Banda. Sin embargo, el sueño rápidamente se convirtió en pesadilla: el mendocino se resintió de una lesión que arrastraba y debió ser operado a fines de 2016. Volvió a jugar a mediados de 2017, y cuando parecía que arrancaba, se volvió a lesionar en la pretemporada. Una historia de nunca acabar. 

2. Luciano Lollo

La inversión que hizo el club por el cordobés parece cada vez más exagerada si se tiene en cuenta los minutos que pasó en cancha. Una operación tras otra lo alejaron de las canchas y lo transformaron en uno de los peores errores de River en los mercados de pases de los últimos años. 

1. Milton Casco

El lateral ya parece haber cumplido su ciclo en River. Pese a que tuvo rachas de buenos rendimientos, el balance de su etapa en Núñez es claramente negativo. Gallardo se lo sopló a Boca allá por mediados de 2015 y vaya favor que les hizo… 

Comenta