¡Vuelven Tévez y Zárate! | Los mejores regresos de grandes jugadores al fútbol argentino

Publicado el 6 Enero de 2018
23

Dos grandes ídolos de Boca y Vélez regresan al fútbol argentino . Una gran oportunidad para repasar otras grandes vueltas de jugadores a la liga del país.

10. Maximiliano Rodríguez (Newell's)

Símbolo de Newell’s, regresó a Rosario en un gran momento en su carrera y dejando de lado millonarias ofertas de equipos europeos. Desde su vuelta en 2012, festejó un título: el Torneo Final 2013. Un jugador que representa el sentido de pertenencia por el club. 

9. Ariel Ortega (River)

Nació y se formó como futbolista en River, su lugar en el mundo. Tras su venta al Valencia en 1997, el Burrito volvió 3 veces a vestir la Banda. A los 4 torneos locales y la Copa Libertadores de 1996 le sumó el Clausura 2002 antes del Mundial de Japón y Corea y el Clausura 2008, su último título como profesional.   

8. Martín Palermo (Boca)

Tras una primera etapa inolvidable que incluyó torneos locales, Copa Libertadores y dos goles al Real Madrid en la final Intercontinental, partió hacia el Villarreal. Antes de volver jugó en el Betis y en el Alavés. Regresó en 2004 para ganar 8 títulos más y convertirse en el máximo goleador de la historia del club con 236 tantos.  

7. Leonardo Ponzio (River)

Si bien consiguió el Clausura 2008 en su primera etapa en River, Ponzio se convirtió en un ídolo millonario recién en la segunda. Volvió en 2012 y fue clave para que el equipo lograra el ascenso. Después vendrían algunos malos momentos e incluso casi deja el club con Ramón Díaz como DT. Sin embargo, la peleó desde abajo y con la llegada de Gallardo se ganó su merecido lugar. Referente absoluto desde 2014, sigue siendo uno de los jugadores clave en el ciclo dorado del Muñeco. 

6. Fernando Cavenaghi (River)

El último gran ídolo millonario cerró en 2015 su tercer etapa en el club, la más exitosa de todas. Con él como goleador, River ganó el Torneo Final 2014, la Sudamericana 2014 y la Copa Libertadores 2015. Cavegol ya había vuelto a Núñez en el peor momento de la historia, con River en el Nacional B, y pudo disfrutar de los buenos tiempos, yéndose con una Copa bajo el brazo.    

5. Diego Milito (Racing)

Se fue de Racing en 2004 como un gran jugador y volvió 10 años después para consagrarse como ídolo. Un dato marca lo importante que fue Milito para la Academia: estuvo presente en los dos últimos titulos del club, el Apertura 2001 y el Torneo de Transición 2014. Se retiró en un Cilindro repleto que lo ovacionó y lo homenajeó como la gran figura que es.   

4. Enzo Francescoli (River)

El uruguayo tenía una gran cuenta pendiente y un sueño que cumplir cuando volvió a River en 1994: ganar la ganar la Copa Libertadores de América. Lo logró dos años más tarde, con Ramón en el banco y con Ortega, Crespo, Gallardo y otras figuras como compañeros. Su primera etapa en el club había sido entre 1983 y 1986. En total, ganó 7 títulos con La Banda.   

3. Juan Román Riquelme (Boca)

El jugador más importante de la historia xeneize volvió en 2007 cedido por el Villarreal y se superó a si mismo. En el máximo nivel de su carrera, llevó a Boca a la conquista de una nueva Libertadores, la sexta del club. Por cuestiones contractuales debió volver a España, pero en 2008 regresó por 6 años más. En su último ciclo festejó el Apertura 2011 y la Copa Argentina 2012 

2. Juan Sebastián Verón (Estudiantes)

Un regreso que cambió la historia de Estudiantes. La Bruja volvió al Pincha en 2006 y ese mismo año se coronó campeón del Apertura, ganándole a Boca una histórica final. Tres años más tarde, cumplió su gran sueño al levantar la Copa Libertadores 2009 y en 2010 volvería a ganar un título con el Torneo Apertura. Un símbolo del club que hizo todo por llevarlo a lo más alto 

1. Carlos Tévez (Boca)

Por lo que representa en Boca y por el nivel que tenía en el momento de emprender su regreso al club, el primer regreso de Carlos Tévez es sin lugar a dudas una de las más importantes de la historia del fútbol argentino. En su segundo ciclo, el Apache marcó 25 goles y levantó el Campeonato y la Copa Argentina 2015. Desgastado y tentado por los millones de China, terminó yéndose a fines de 2016 para volver en 2018 en busca de la Copa Libertadores.

Comenta