Diego Costa ha vuelto al Atlético de Madrid por la puerta grande.​ En su primer encuentro consiguió anotar y lo terminó lesionado, con un traumatismo directo en la cara interna de la pierna derecha. Las molestias no le frenaron y volvió a jugar el sábado, volvió a anotar y el Atlético de Madrid volvió a ganar. Unos resultados que no hacen más que engordar su increíble estadística, el Atlético de Madrid ha ganado un 94,4% de los partidos que ha jugado con el delantero.


Esa no es la única increíble cifra que tiene Diego Costa con el Atlético de Madrid. Desde el 17 de marzo de 2013, siempre que Diego Costa marca un gol, algo que suele hacer frecuentemente, el Atlético de Madrid gana el partido. 36 partidos consecutivos en los que esta regla se ha cumplido a rajatabla.

No cabe duda de que los de Simeone no podían haber encontrado un refuerzo mejor. Diego Costa siente los colores rojiblancos, es un talismán para su equipo y un ídolo para la hinchada. Ha llegado con muchas ganas, forzando su salida del Chelsea, y quiere volver a ser el héroe de un Atleti campeón. Además, su presencia en el caso hace mejor a sus compañeros, fija a los centrales, los arrastra, crea espacios para que los aprovechen futbolistas como Griezmann y se deja la piel sobre el césped. Con sus dos partidos ya hemos podido comprobar que ha vuelto como se fue, tanto para lo bueno como para lo malo. Además, su presencia sigue acercando un poco más al Atlético de Madrid hacia la victoria.