​El nuevo técnico de Racing, Eduardo “Chacho” Coudet, dialogó  con radio La Red y volvió a demostrar su descontento con aquella polémica final entre Boca Juniors y Rosario Central en la Copa Argentina 2015.

El 4 de noviembre del 2015 fue la fecha pautada para definir el título en el Estadio Mario Kempes de Córdoba. El arbitro designado fue Diego Ceballos, quien se equivocó de forma grosera en varias ocasiones. Un gol anulado a Marco Ruben por posición adelantada, un penal cobrado a favor del Xeneize por una falta afuera del área a Gino Peruzzi, y el 2 a 0, adelantado, de Andrés Chavez en un contraataque de Boca. Todo Rosario Central, incluidos los hinchas, que provocaron destrozos en el estadio, enfurecieron tras el pitazo final. Coudet y los jugadores increparon violentamente a la terna arbitral que hicieron oídos sordos.  

Pasaron más de dos años desde aquella fatídica noche pero parece que la herida todavía no cerró: “Son las injusticias del fútbol. Los títulos que te quitan no te los devuelve nadie. Es una lástima que en esa época no existía el VAR, ja. El arbitraje de Ceballos fue la mancha negra más grande que hubo en el fútbol argentino” sentenció. 



Boca Juniors v Rosario Central - Copa Argentina 2015


Boca Juniors v Rosario Central - Copa Argentina 2015


Si algo le faltó al gran ciclo de Eduardo Coudet en Rosario Central como entrenador, fue coronar una excelente campaña con un título. Lo más cerca que estuvo de ello fue en la Copa Argentina, donde fue tres veces subcampeón de manera consecutiva. Sin embargo, el ex jugador de Platense, Central, San Lorenzo y River ya piensa en el futuro: “a mí me gusta hablar de lo que viene, no de lo que pasó”. Con Racing tendrá un nuevo desafío que afrontar.